Recomendaciones para Afrontar los Tiempos Volátiles de Mejor Manera

stock-exchange-4880802_1920

 Mantén vivos tus sueños y entusiasmo emprendedor

  • Lo primero, es mantener una actitud positiva y la mente fría y despejada para enfrentar con éxito cualquier situación.
  • Eres emprendedor y empresario, lo cual conlleva un espíritu para superar desafíos y una habilidad esencial para la creatividad e innovación.
  • Date un espacio para reflexionar respecto a tu negocio, ve qué te inquieta más y haz una lista de posibles formas de atenderlo.
  • Esto debe ser una actitud y ejercicio constante ya que las circunstancias están en evolución y cambiantes, lo cual requiere estar informado pero no de información chatarra y amarillista.
  • Identifica qué oportunidades o necesidades nuevas surgirán en los próximos meses en tu ámbito de negocio y colaterales y anótalas.

Comparte tus Inquietudes

  • Muchos negocios se centran en una persona, por tanto, es importante rebotar ideas y poder compartir inquietudes con algunas personas que nos merezcan respeto y confianza. Es una forma de tomar mejores decisiones en momentos complejos como los actuales.
  • Encuentra a uno o varios empresarios y/o mentores con experiencia, actitud positiva y que ya hayan vivido algunas crisis.
  • Concreta los encuentros e intercambios constructivos y en confianza con las personas anteriores y entre pares para nutrirte y abrir nuevos horizontes.
  • Si fuera posible, involucra seriamente a tus socios y/o colaboradores en la búsqueda de soluciones y oportunidades.
  • No te quedes solo.

Las crisis y los cambios son oportunidades

  • Dedica tiempo a investigar e identificar en qué punto puedo conectar mejor con mis clientes (también ellos viven situaciones similares).
  • Explora nuevas alianzas y nuevos formatos de colaboración que pueden fortalecer tu negocio y el de ellos, clientes y proveedores.

Acércate a tus clientes y proveedores

  • Es momento de volver a reflexionar sobre tu mercado directo y mercados colaterales o nuevos, para sacar provecho a tus valores y fortalezas.
  • Platica con tus asociados de negocio, clientes y proveedores, aprovecha y pregúntales sobre cómo te ven, cómo ven la situación actual y próxima futura y cómo podrían apoyarse mutuamente para superar los retos. Proponles y escucha ideas que le puedan servir.
  • Llega a acuerdos benéficos para ambas partes entre tu negocio y el de ellos, clientes y proveedores.

Planifica y estructura escenarios.

  • Nuestro entorno seguirá cambiante y volátil por varios meses, por lo que es importante ser prudente y definir con mucha claridad cómo tomas tus decisiones, pero tomarlas ya es lo importante. Para esto, te sugiero lo siguiente.
  • Establece un escenario de Flujo de Efectivo (ingresos menos egresos) mensual hasta diciembre 2020 y determina y analiza el saldo resultante en Caja de manera mensual (efectivo líquido). Esto incluye ventas, cuentas por cobrar, inventarios, etc.; menos cuentas por pagar, nómina, impuestos, rentas, etc.
  • Luego sensibiliza ese escenario con mejores ventas y condiciones de operación, así como otro para condiciones desfavorables pero realistas (lo que casi nunca se hace). Compara el saldo resultante mensual en la Caja para los tres escenarios.
  • Este ejercicio te permitirá tomar mejores decisiones y en forma anticipada (esfuerzo en ventas y cobranza, negociación de pago a proveedores, ahorros, entre otras acciones).

Situación de endeudamiento.

  • El ejercicio anterior debe encaminarte a contar con efectivo suficiente los próximos meses, después de haber hecho un esfuerzo en recorte de costos y gastos y mejora en ventas negociaciones con clientes y proveedores, empleados y arrendatario, ya que es el escenario ideal.
  • Cuando los ingresos caen y si tu solvencia (capacidad de pago de medio-largo plazo) y si tu liquidez (capacidad de pago de corto plazo) lo permite, es mejor estar endeudado a largo plazo, para disminuir las amortizaciones mensuales del crédito.
  • Si ya cuentas con financiamiento de corto plazo, negocia pasarlo a largo plazo.

Dedicación y tiempo para planear y accionar.

  • Todo lo anterior exige abrir un espacio inicial para hacer el ejercicio base y un espacio cada semana (día y hora fijo) para revisar avances, desviaciones y correcciones sobre tus proyecciones de Flujos de Efectivo y hacer una breve minuta de los acontecimientos.
  • El analizar, planear, dirigir y retroalimentar es algo que nos da trabajo o que no estamos acostumbrados a hacer, pero esta situación lo exige y, por mucho, es el tiempo mejor empleado para la subsistencia del negocio e incluso para salir más conocedores y fortalecidos.