Es Sano Conseguir Crédito en Esta Época

credit-card-1520400_1920

Sí, si es que en verdad lo requieres y visualizas tener la fuente de repago, cosa que en varias actividades se ve un poco incierta en estos momentos.

En términos generales, porque cada caso es particular, lo importante es identificar bien el monto que requieres según la aplicación “productiva” que le vayas a dar, la cual no sólo permitan el repago de la deuda sino que deje un buen margen para el negocio (o sea generación interna de utilidades).

La Rentabilidad de en lo que se vaya a invertir debe ser superior al interés del crédito; y el Tiempo de recuperación de la inversión, menor al término del crédito.

Existe crédito para diferentes aplicaciones, según el tipo de inversión.  A continuación se mencionan un par de ejemplos:

  • Crédito Refaccionario.- generalmente para financiar la adquisición o mejora de equipo productivo. Generalmente son a 5 o 7 años, com 1 de gracia.
  • Crédito para Capital de Trabajo.- para financiar el monto neto necesario entre Activos Circulantes (cuentas por cobrar a clientes CxC, inventarios de materia prima, producto en proceso y producto terminado, anticipos de clientes) o Pasivos Circulantes (cuentas por pagar a proveedores CxP, gastos financieros, deudores diversos, cajá). Normalmente son líneas de crédito revolvente. En el caso de comercializadoras normalmente son para cubrir la diferencia entre CxP y CxC mas comisiones.

Otra forma, es reestructurar los créditos actuales a unos de mayor plazo, según las previsiones de recuperación de ventas, o bien, reemplazarlos por créditos más blandos de la banca de desarrollo y protección a la empresa.

En cualquier esquema, se considera bueno tener un saludable apalancamiento financiero, para apuntalar el negocio con dinero de otros, sobre todo cuando no es suficiente el propio.